💡¿Por qué te van a contratar? Tu propuesta de valor te da la clave💡

El mercado laboral actual no es el mismo de hace algunos años, la forma de buscar empleo ya no es la misma y el concepto de trabajo en sí ha cambiado (trabajar ya no solo implica cobrar un sueldo a fin de mes, ahora las personas queremos sentirnos realizadas en nuestro puesto de trabajo).

Por ello es importante que para llegar a tu objetivo profesional conozcas tu propuesta de valor al mercado y le des la visibilidad necesaria en los medios o entornos en los que se mueve tu nicho del mercado.

Si te pones a pensar el proceso de contratar a alguien funciona como un proceso de compra y venta, en el sentido de que hay una oferta y una demanda:

Cuando digo un proceso de compra y venta, no me estoy refiriendo a que te tengas que poner en venta como persona y cambies tus valores y principios o aceptes cualquier cosa para formar parte de una empresa; lo que quiero decir, es que pongas en valor todo tu potencial para diferenciarte en este mercado laboral saturado de profesionales cualificados.

  • La empresa tiene una necesidad inminente de solucionar un problema o una necesidad y por ello hace público un proceso de selección o decide mover la vacante entre su red de contactos, ofreciendo una serie de condiciones. (Oferta)

  • Las personas que de una manera u otra conocen la oferta y les interesa se convierte en los potenciales candidatos, es ahí donde entra el juega la propuesta de valor. (Demanda)

Finalmente la empresa contratará al candidato que durante el proceso de selección les haga saber cómo les va a aportar o beneficiar en la solución de sus problemas o necesidades. Si has llegado al punto de hacer entrevista es porque tienes los requisitos o competencias técnicas que son necesarios y ahora entra en juega tu forma de hacer las cosas y diferenciarte en tu trabajo.

Propuesta de valor.

El objetivo de tu propuesta de valor es saber transmitir a las personas o empresas que te interesan las ventajas que obtendrán al trabajar contigo, para así dejar una huella emocional en ellas y vea en ti al candidato que están buscando.

Para dar respuesta a esta pregunta primero debes preguntarte:

  • ¿Conozco las necesidades de mi mercado? O para ser más concreto ¿Conozco mi perfil profesional?

    Todos los puestos de trabajo tienen su razón de ser y responden a una necesidad, y por ello es necesario que una persona lo ocupe. Si miras con un poco de perspectiva te darás cuenta que cada una de las funciones de un trabajo responde a un dolor que se puede generar si no se hace.

    Pues esas son las necesidades de tu puesto de trabajo, conocerlas te permitirá plantear tu candidatura de tal manera que le hagas saber al reclutador o persona que te pueden contratar cómo tú les vas a aportar soluciones y cómo  contar contigo es un valor añadido.

  • Conozco los beneficios que le puedes aportar a la empresa.

    Está es una tarea de auto-conocimiento y reflexión muy importante

Tu aportación a la empresa puede influir de manera directa o indirecta en los resultados económicos de la empresa, dependiendo del trabajo que desarrolles.

Todos los resultados tienden a seguir el guión: AUMENTAR-REDUCIR-CREAR-MEJORAR.

Busca en tu mochila de experiencias laborales ejemplos de cómo has ayudado a la empresa a aumentar, reducir, crear o mejorar en algo que es relevante para ellos. Fíjate en los resultados que conseguiste, tener evidencias o ejemplos respaldan tu candidatura. (y te servirá para tener mejores resultados en las entrevistas de trabajo, te cuento más aquí)

  • ¿Conozco las competencias o habilidades que me hacen destacar como profesional?

    Seguimos con las tareas de auto-conocimiento, ahora es el momento de que eches la vista a atrás e identifiques las principales fortalezas que te hacen diferente.

    Analiza tus experiencias profesionales y observa cómo sueles hacer tu trabajo, para ello puedes apoyarte en los bancos de competencias que hay en internet y así identificar competencias características en ti.

    Te preguntarás ¿cómo se si tengo esa competencia? Busca varios ejemplos que la avalen.

    Pregunta también entre tus contactos (mejor si pertenecen a varios aspectos de tu vida) que te diferencia como persona, y de las respuestas que recibas has una triangulación de los conceptos que se repiten.

    Al final nuestra personalidad, nuestra forma de ser la transmitimos en todos los ámbitos de nuestra vida.

¿Cómo redactar la propuesta valor?

Ahora que conoces las necesidades de tu mercado, sabes los beneficios que aportas y las competencias que utilizas, estás listo para redactar tu propuesta de valor.

Cómo en el marketing tu propuesta de valor puede seguir este guión:

  1. Identificar tu cliente objetivo
  2. Beneficios y valor que tu candidatura aporta a la empresa
  3. Qué hace diferente tu candidatura de los demás candidatos: tus competencias y habilidades.

En términos generales tu propuesta de valor es:

Yo ayudo/oriento/colaboro (a quién) a (lograr/mejorar/aumentar/reducir) a través de (competencias).

Dale visibilidad a tu propuesta de valor.

Ahora que tienes clara tu propuesta de valor es momento de que le des visibilidad, para ello piensa donde se encuentran tu nicho de mercado, ¿Dónde están las personas y empresas que se pueden interesar por ti en el mundo online y offline?

Identifica sí están en internet, si tienen presencia en redes sociales, si hay eventos de networking donde puedas establecer contacto y desarrolla una estrategia para darle visibilidad a tu propuesta de valor.

Espero que te sea útil, nos vemos pronto🙂

By |2018-11-26T20:58:51+00:00octubre 14th, 2018|Empleo|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment